Omar Larrosa, integrante del seleccionado argentino campeón en el Mundial 78, dijo hoy que "muchos muchachos" de aquel plantel "la están pasando mal" y afirmó que César Menotti salvó al fútbol argentino, en el marco del Congreso de Fútbol Argentina 2016 que se lleva a cabo en el Hotel Hilton, ubicado en la zona de Puerto Madero.
"No queremos dar lástima pero la verdad es que muchos muchachos del plantel la están pasando mal", se lamentó Larrosa y agregó que "yo padecí el descontrol y desorden que había antes del arribo del Flaco Menotti, quien salvó al fútbol argentino".
Además de Larrosa, estuvieron presentes los exintegrantes del seleccionado nacional que obtuvo la primera copa mundial para Argentina en 1978: Ubaldo Matildo Fillol, Julio Ricardo Villa, Daniel Killer, Rubén Galván, Jorge Olguín, Daniel Valencia y Miguel Oviedo.
"Escuché con mucha alegría que deben producirse cambios en el fútbol argentino y los campeones del 78 queremos dar y estar en ese proceso de transformación", comentó Larrosa, que tiene un importante palmarés ya que se consagró campeón con Huracán en 1973 y con Independiente en 1977 y 1978.
"Nos sentimos queridos y respetados, aunque queremos que la AFA cambie la política de reconocimiento porque la beca que se da es muy pobre, queremos estar todos, queremos vivir con dignidad en el reconocimiento y que el gobierno piense rápidamente en dar un subsidio como campeones del mundo, queremos ser reconocidos como los primeros campeones del mundo. No queremos que nos olviden", enfatizó Larrosa.
"Tener un homenaje de esta magnitud es emocionante. Cuando lo escuché por primera vez a Menotti me convencí que podíamos cambiar la historia. El Flaco quería tomar riesgos y lo hacíamos. Menotti marcó un antes y un después", cerró Larrosa, al tiempo que Julio Ricardo Villa señaló que "se creó un fuerte compañerismo" en el plantel campeón de 1978.
Por su parte el rosarino Daniel Killer expresó que "hemos involucionado en el fútbol. Hace 30 años que se habla de los mismos cambios. La motivación del grupo era jugar a la pelota y no tanto de la táctica y de la estrategia".
"Nuestro fútbol era de gambeta y engaños con la pelota. Además íbamos para adelante. En Argentina todos saben lo que deben hacer, pero los dirigentes
de los clubes dejan mucho que desear. Hay muchachos compañeros nuestros que están mal económicamente, así que los dirigentes que se hagan cargo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia