Restan 72 horas para que Juventud Antoniana vuelva al ruedo de la competencia oficial y sus dirigentes prenden velas, no solo por el éxito de este proyecto deportivo que comienza de la mano de Ricardo Aniceto Roldán, sino también porque los barras, los violentos, los que empañaron hace dos semanas los festejos del centenario de la entidad, no vuelvan a hacer de las suyas ni "patear en contra" de los intereses del club de Lerma y San Luis.
El titular del santo, José Muratore, confirmó que los hinchas podrán asistir el viernes a las 22 al debut del equipo en la Copa Argentina, en el Martearena, frente a Güemes de Santiago del Estero, pero que todo se va encaminando a que a partir de marzo solo puedan asistir socios a los encuentros del antoniano en condición de local. "Necesitamos contar con 3 mil o 4 mil socios para tomar esta medida ejemplificadora contra los violentos y evitar sobresaltos económicos. Esta vez jugaremos con socios y simpatizantes hasta que Juventud se afiance en la recuperación de socios, nos estamos moviendo en eso. Tenemos como dirigentes tres prioridades: aumentar la cantidad de socios progresivamente, no desequilibrar y cuidar el presupuesto y darle tranquilidad a todos, sobre todo al hincha genuino de Juventud", expresó el presidente del santo, para luego ratificar que para esta temporada no habrá entradas subsidiadas ni de favor. "Nos mantenemos firmes en esa postura para el bien del club, del hincha, del socio. Todavía desde el Ministerio de Seguridad no tuvimos respuestas acerca del pedido de audiencia que hicimos. Incidentes como los que pasaron impactan directamente en la economía del club, porque la familia ya no quiere volver a la cancha por estas cosas, la gente que de a poco logramos que vuelva el año pasado ya no quiere volver y eso hay que cambiar", se despachó.
En cuanto a este nuevo proceso futbolístico que arrancará oficialmente en tres días, Muratore enfatizó: "Todo lo que armamos lo hacemos pensando en el ascenso, pero muchas veces los resultados no se dan y todo queda en la ilusión. Lo que sí podemos garantizar es jugadores con ganas, con hambre de gloria, la actitud no se negociará y estará garantizada. La gente nos pedía un técnico salteño y jugadores de la zona. Pensamos en la gente y al plantel lo armamos así", manifestó.
En relación al partido del viernes por la Copa, hoy se definirán los precios de las entradas. Quedó determinado que se jugará solo con público local.

Méndez espera

El enganche fue sometido ayer a una resonancia en una de las rodillas, tras la lesión que sufrió en el amistoso disputado en Perico con Mitre de Santiago del Estero. Hoy se sabrá a ciencia cierta el grado de gravedad. En el santo prenden velas, pero no descartan ampliar el cupo de refuerzos en caso de tratarse de una lesión grave. Por su parte, la última incorporación, Nicolás Monje, se sumó ayer a los trabajos del grupo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia