Tras las amenazas sufridas el pasado lunes en Tucumán por parte de un sector de la barra de Juventud Antoniana y la agresión al utilero del club, el día de la goleada del santo sobre San Jorge, el titular de la entidad de Lerma y San Luis, José "Pepe" Muratore, expresó en diálogo con Alentandooo estar entero y dijo que no cederá ante las presiones y extorsiones de parte de los inadaptados.
Por su parte, y si bien no realizó ninguna denuncia personal, tal como lo asesoraron desde Seguridad, Muratore declaró en calidad de testigo en la Brigada de Investigaciones por los repudiables sucesos y hoy mantendrá un cónclave con el ministro de Seguridad.
"Estoy muy tranquilo. Este domingo (la recepción de Juventud a Altos Hornos Zapla en el Martearena) haremos lo mismo que en cada partido de local. Si los hinchas cometen el error de parar el partido, será responsabilidad de ellos, que pagarán las consecuencias. Yo no estaré bajo amenaza de nada. Si esto a futuro llegase a ocasionarnos un perjuicio deportivo, qué se yo, no podremos hacer nada, no podremos remar contra la corriente. Yo no cederé en ningún espacio, estoy fuerte y no le tengo miedo a nadie", expresó el titular del antoniano, en línea coincidente con lo expuesto ayer en este matutino por el gerente de la entidad, Rafael Del Carlo.
Muratore, tras cartón, desnudó el interés de un sector de la barra. "Acá no hay entradas de por medio, lo que esta gente quiere es que se levante el derecho de admisión. En la Brigada me brindaron absoluta seguridad para el partido del domingo y el árbitro estará advertido de una posible suspensión. Le pido al hincha de verdad que nos acompañe. Y, repito, que los vándalos se hagan cargo de las consecuencias de sus propios actos. El fútbol, los dirigentes y los hinchas de verdad no pueden seguir pagando", concluyó.
El directivo recibió el respaldo del resto de los dirigentes salteños.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia