El Abierto de Australia ya tiene a su primer finalista y es el escocés Andy Murray, quien avanzó ayer a la final del primer Grand Slam del año, al superar al checo Tomas Berdych por 6-7 (6-8), 6-0, 6-3 y 7-5.
Murray, sexto en el ranking mundial de la ATP, se repuso de un mal comienzo y superó a Berdych (7) luego de tres horas y 29 minutos, y logró una victoria que le permitirá jugar su cuarta vez final en el Melbourne Park, el domingo ante el serbio Djokovic (1) o el defensor del título, el suizo Wawrinka (4).
Por el lado de las damas, la estadounidense Serena Williams y la rusa María Sharapova accedieron ayer a la final del abierto de Australia a disputarse mañana, tras dejar en el camino a sus compatriotas Madison Keys y Ekaterina Makarova, respectivamente.
Serena superó en semifinales a Keys por 7-6 (7-5) y 6-2, mientras que Sharapova (2) se impuso a Makarova (11) por 6-3 y 6-2.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia