El escocés Andy Murray le ganó hoy al canadiense Milos Raonic por 6-4, 7-6 (3) y 7-6 (2) para festejar por segunda vez en su carrera el Abierto de Wimbledon como ocurrió en la temporada 2013.
En la "Catedral" y ante su público, Murray, número dos del mundo, superó a Raonic luego de dos horas y 48 minutos de juego y se alzó con su tercer Grand Slam, pues también se había coronado en el US Open 2012.
El británico, de 29 años, entró a la historia ya que se convirtió en el primer tenista del Reino Unido en ganar dos veces el certamen. Y se sacó la espina de esta temporada por caer ante el serbio Novak Djokovic en las finales de Roland Garros y Australia.
"Tuve grandes momentos y duras caídas, así que hoy es un honor volver a tener el trofeo en mis manos", expresó un emocionado Murray ante los aplausos de sus padres y de uno de sus entrenadores, el checo Ivan Lendl, quien observó como su pupilo logró lo que él no pudo como jugador.
Murray, que este año fue campeón de Queen's y Roma, también le hizo un guiño al primer ministro británico, David Cameron, quien fue abucheado por público durante la ceremonia de premiación en All England Club.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia