El nadador argentino de aguas abiertas Martín Carrizo no participará de los próximos Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, al arrojar doping positivo por la sustancia EPO en un estudio que le realizaron durante una competencia preparatoria en Brasil, el mes pasado.
La decisión fue comunicada hoy por el presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), Gerardo Werthein, durante una conferencia de prensa en la sede de esa entidad. La eritropoyetina (EPO) es una sustancia utilizada para la anemia, pero prohibida porque mejor el rendimiento aeróbico.
"Nosotros trabajamos codo a codo con la WADA y sus Federaciones en la política de tolerancia cero contra el doping. Martín Carrizo en una competencia en Río de Janeiro (en abril del 2016) dio positivo por una sustancia inespecífica (EPO). Por esa razón lo suspendimos provisionalmente y lo quitamos de la lista de atletas que participarán de los Juegos Olímpicos", sostuvo Werthein.
"Lo primero que se hace en este tipo de situaciones es avisarle al deportista y darle el derecho a que se realice una contraprueba. La suspensión durará lo que tarde el resultado de la misma. Pero ese tiempo no da para que vaya a los Juegos", dijo Werthein.
"Las sanciones del COI (Comité Olímpico Internacional) por ese tipo de sustancia (EPO) son duras. Podría ser de cuatro años. Si se confirma su doping perderá todos los beneficios de la beca", agregó el dirigente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia