La pareja integrada por el argentino Juan Mónaco y el español Rafael Nadal, se impuso ayer a los checos Frantisek Cermak y Jiri Vesely por 4-6, 7-5 y 10-7, en el encuentro que marcó el regreso del mallorquín al torneo de Buenos Aires tras diez años de ausencia.
Por la primera ronda, los checos, cuartos favoritos, dominaron el duelo en la primera manga y estuvieron con un 5-3 en la segunda, con su saque para definir el pleito. Sin embargo, el binomio hispano-argentino logró recuperarse y se impuso por 10-7 en el super desempate en un partido que se extendió por una hora y 30 minutos.
Nadal, actual número cuatro del mundo, había afirmado que el objetivo de jugar este encuentro de dobles, con su amigo "Pico" Mónaco, es para seguir sumando minutos en busca de su mejor preparación.
Esta presentación marcó el regreso del exnúmero uno del mundo a la arcilla del Buenos Aires Lawn Tennis, tras su visita en 2005.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia