Omar Andrés Narváez, ex campeón mundial de los moscas y supermoscas de la OMB, aseguró ayer que se siente muy bien para encarar un nuevo combate mañana en Puerto Madryn, donde buscará quedarse con el cetro Latino gallo de la FIB ante el venezolano Jesús Vargas.
"Me mantengo con mucha fuerza y ánimo. Estoy bien y por eso sigo boxeando. El secreto para seguir entre los mejores es trabajar. No sirve solo el recuerdo o el reconocimiento, sino mirar al futuro. Nuestros objetivos no cambian y queremos ser protagonistas. Vamos por otro título", sostuvo Narváez.
El boxeador de Trelew, de 40 años, al referirse a su motivación para seguir combatiendo, explicó: "Me siento un ejemplo. No solo en lo deportivo sino en la vida cotidiana. Sigo soñando con ganar un tercer título mundial. A la mañana me despierto viendo como mejorar, buscando la perfección todos los días. Espero la chance de cruzarme con Naoya Inoue, el japonés que me sacó la corona".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia