El aguerrido base Steve Nash, símbolo de los Phoenix Suns de la NBA, decidió ponerle punto final a su carrera a los 41 años.
"Me estoy retirando del básquetbol. Gracias por el amor a lo largo de los años", escribió el ahora exjugador de NBA que también militó en Dallas Mavericks y Los Angeles Lakers, en donde jugó apenas 67 partidos en las dos temporadas que actuó (2012-2013 y 2013-2014).
Afectado por inconvenientes físicos en la región lumbar, Nash no vio otra alternativa más que la de dejar atrás una carrera exitosa y prolífica en la máxima categoría del básquet.
El canadiense, confeso admirador de Diego Maradona y Lionel Messi, se retira con la marca de mejor lanzador de tiros libres en la NBA (90,43 por ciento de aciertos en ese rubro) y el tercer máximo asistente en el historial, detrás de John Stockton y Jason Kidd.
Nash arrancó su romance con la NBA en la temporada 1996-1997, cuando luego de su graduación en la Universidad de Santa Clara fue reclutado por los Suns en el draft de la NBA.
Con el seleccionado de su país Nash alcanzó a subirse al podio en dos oportunidades: fue plata en el torneo FIBA América Puerto Rico 1999 y bronce en el Premundial Neuquén 2001, clasificatorio para Indianápolis 2012.

Su marca en la NBA

Luego de ser elegido por Phoenix, el base jugó hasta allí hasta 1998 y luego pasó a Dallas, donde tuvo una fantástica temporada en 2002, cuando condujo a los Mavericks a la final de la Conferencia Oeste ante los posteriormente campeones San Antonio Spurs, donde ya revistaba Emanuel Ginóbili.
En 2004, Nash regresó a los Suns y diseñó lo mejor de su carrera para ser elegido como el MVP por dos ocasiones: 2004-2005 y 2005-2006.
También participó en el Juego de las Estrellas de la NBA en 8 ocasiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia