La Fórmula 1 tuvo un nuevo campeón: Nico Rosberg. El piloto alemán de 31 años que debutó en la máxima categoría del automovilismo en 2006 finalizó en el segundo puesto en el Gran Premio de Abu Dhabi, la última carrera del año y festejó su primer título. Así, repitió lo que había hecho su padre, Keke, en 1982.
La 21ª y última carrera de la temporada ofrecía un abanico de oportunidades para los candidatos. Rosberg dependía de sí mismo y con un lugar en el podio se aseguraba el título. Hamilton, tres veces campeón del mundo, precisaba una ayuda externa que jamás llegó.
Era mano a mano entre los dos más ganadores del año, tras 21 grandes premios.
El momento más emocionante de la última carrera se dio en la vuelta número 20, cuando Rosberg arriesgó más de lo recomendado y superó a Verstappen para ubicarse en el segundo puesto, que no soltó jamás hasta la coronación.
La sorpresa llegó a los pocos días, cuando el flamante campeón anunció una repentina e inesperada retirada de la Fórmula 1. "Quiero anunciar que he decidido finalizar mi carrera como piloto de Fórmula 1. Es complicado de explicar. Desde que tenía seis años tuve un sueño que era convertirme en campeón de F1. Ha sido una experiencia increíble para mí que recordaré siempre".
Ortelli y Canapino
En el ámbito nacional, Guillermo Ortelli volvió a coronarse en el Turismo Carretera, beneficiado por un choque de Werner a Rossi, quien tenía todo para celebrar.
El Super TC 2000 quedó en manos de Agustín Canapino, el mejor piloto de la temporada por haber obtenido también el título del Top Race.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia