El presidente de Lanús, Nicolás Russo, consideró hoy que el blanqueamiento de la división dirigencial en la AFA está atravesado por "un tema de desconfianza" entre los que acompañan a Hugo Moyano y aquellos que están cerca de Daniel Angelici "porque está en juego también la política". "Hay un tema de desconfianza porque acá está en juego también el tema político en la AFA", disparó Russo en una entrevista con radio La Red, e instantes después agregó que esa situación "trasciende a lo nacional".
Russo fue la primera voz oficial que blanqueó el quiebre que se dio este martes en el predio "Julio Humberto Grondona" de Ezeiza, donde se aprobó avanzar con la creación de la Súperliga, pero hubo disidencias respecto a la fecha de realización de la Asamblea Extraordinaria que debería modificar el Estatuto para su confirmación.
Los dirigentes que acompañan a Hugo Moyano y Claudio Tapia, y quieren al titular de Independiente al frente de la AFA, pretenden que la Superliga se apruebe después de la elección del nuevo presidente, prevista para el 30 de junio, mientras que quienes están encolumnados con Angelici apuestan a que esa asamblea sea el 9 de junio. La desconfianza a la que refiere Russo tiene que ver con que algunos clubes del ascenso consideran que la nueva competencia podría beneficiar a las entidades más grandes y desproteger a las más pequeñas, ya que sólo serían dos categorías dentro de la Súperliga (de 20 equipos cada una) y el resto del ascenso seguiría perteneciendo a AFA. Mientras, del otro lado, temen que si es elegido el titular de Independiente podría buscar concentrar todo el poder.
"El fútbol está politizado y necesitas una figura de peso", destacó Russo, que en principio integraría el espacio que acompaña a Moyano.

"La Súperliga hay que hacerla de cualquier forma"

La voz cantante del otro sector fue el presidente de Vélez, Raúl Gámez, quien consideró que "quedó demostrado" en la reunión del martes que la AFA "está dividida", pero remarcó que la nueva Liga "hay que hacerla de cualquier forma". "La Liga hay que hacerla de cualquier forma, no se puede ir para atrás en ese pensamiento. Ayuda a todos. Los mas grandes siempre ganan más plata porque son los que más producen", sostuvo Gámez en una entrevista con radio Continental. Más allá que está dentro del grupo que promueve la creación de la Liga, se diferenció respecto a la posibilidad de una intervención del Gobierno, si es que queda acéfala a partir de las renuncias de varios integrantes del Comité Ejecutivo. "Yo no creo que sea lo conveniente (la intervención). El Gobierno se tiene que preocupar por ayudarnos. Yo no soy partidario de una intervención", remarcó Gámez. De las palabras de Gámez se desprende que ese grupo de dirigentes está dispuesto a romper con la AFA y formar una competencia con aquellos clubes que los acompañen, que serían 14, tal como disparó Angelici ante los dirigentes, cuando se retiraba de la reunión de Comité Ejecutivo, en Ezeiza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia