James Horwill, segunda línea de los Harlequins y de la selección australiana de rugby sufrió el fin de semana pasado una terrible lesión en pleno partido de la Premiership inglesa.
Corrían 10 minutos de partido frente al Leicester Tigers, cuando el internacional de los Wallabies sufrió una fractura que dejó su dedo índice en un ángulo de 45 grados y quedando con el hueso al descubierto.
De todos modos, Horwill se negó a retirarse. Recibió asistencia, lo vendaron y finalmente fue reemplazado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia