La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Fútbol para Todos acordaron nuevas cifras para repartir entre los clubes de manera mensual por los derechos televisivos. Del informe surge que habrá un aumento del 40% para los clubes de Primera División y de la B Nacional y un incremento de casi 60% para los clubes de la Primera B Metropolitana.
A la hora del jugoso reparto, quedó en evidencia que en la AFA hay hijos y entenados. Y que hay marcadas diferencias hasta entre los propios hijos, porque Boca y River (con 5.200.000 mensuales para cada uno) se llevan la mejor parte de la torta; después aparecen los otros grandes, Racing, San Lorenzo, Independiente y Vélez (con 3.900.000 mensuales cada uno). En tercera línea fueron ubicados los 14 equipos que militaban en Primera hasta la reestructuración, los que recibirán 2.900.000 mensuales por pera, mientras que a los 10 clubes recién ascendidos se les asignó 1.000.000 de pesos mensuales cada uno.
La misma discriminación se observa en la B Nacional, en la que los doce clubes que ya estaban recibirán 600 mil pesos mensuales por cabeza y a los diez ascendidos se les dará 400 mil por mes.
Lo que es muy llamativo y hasta sospechoso es el reparto en la B Metropolitana, en la que el incremento oscila el 60%, ya que los 22 clubes de esta categoría ahora contarán con 300 mil pesos mensuales cada uno, cuando antes recibían alrededor de 180 mil pesos.
De aquí en más, hay un precipicio financiero, porque si bien el torneo Federal A está considerada también una tercera categoría del fútbol argentino no recibirán ni por asomo los montos asignados a la B Metropolitana.
Al mal denominado Federal A se le venía otorgando unos 600 mil pesos mensuales a repartir entre los 40 clubes, algo así como 25 mil pesos per cápita.
Si bien el Consejo Federal todavía no dio a conocer el monto que se le asignará a cada club del Federal A, seguramente no alcanzará la línea de la Primera C Metropolitana, categoría que recibirá 1.200.000 pesos mensuales para repartir entre 20 equipos.
Lo que es más, esta categoría recibió un aumento aproximado del 342%, teniendo en cuenta que antes recibían cerca de $17.500 mensuales por equipo. Vaya incremento para las dos categorías metropolitanas, solo para ir de un barrio a otro. En cambio, los equipos del Federal A deben recorrer muchos kilómetros entre ciudad y ciudad para cumplir con sus compromisos, como sucederá ahora con Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro que deberán ir a jugar a La Rioja y Catamarca.
El mentado federalismo de la AFA, evidentemente, suena a chauvinismo, porque las diferencias en los aportes son abismales. Seguramente los clubes del interior seguirán recibiendo migajas, mientras los del cono bonaerenses recibirán un sustanciosos aumento. Claro, el voto de estos clubes tiene mucho más peso que cualquier entidad del Federal A en el comité ejecutivo, y encima no molestan en lo absoluto.
Ni hablar del torneo Federal B, en el que hasta hoy no reciben subsidio alguno.
Está visto que Fútbol para Todos y la AFA tiran manteca al techo sin importarles el presupuesto que deben manejar anualmente los clubes del interior. Y que la mentada coparticipación federal, de la que tanto se habla en esferas políticas y económicas, no existe en el ámbito del fútbol.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia