River Plate sostendrá desde mañana su quinta final de Copa Libertadores y al igual que en las últimas dos ediciones en las que consiguió el título, 1986 y 1996, definirá la serie ante Tigres de Monterrey en el estadio Monumental.
En las primeras dos finales que jugó la entidad de Núñez, en 1966 y 1976, el millonario ganó de local y perdió de visitante. Pero en ambas ediciones se jugaba un tercer encuentro adicional y River perdió los dos.
En 1966, en Santiago, el equipo riverplatense cayó ante Peñarol de Montevideo por 4-2 en la tercera final. Diez años después, en la misma capital chilena, River perdió agónicamente con Cruzeiro de Belo Horizonte, por un ajustado 3-2.
En la edición 1986, en tanto, el equipo que dirigía Héctor Bambino Veira sacó ventaja de arranque y venció de visitante a América de Cali (2-1), con tantos de Juan Gilberto Funes y Norberto Alonso.
En la revancha, una semana más tarde, el Monumental de Núñez vibró al máximo con aquel tanto del recordado Funes, que sentenció el 1-0 y decretó el primer título continental en la historia del club.
En 1996 la final también fue ante el equipo colombiano de América de Cali y después de perder 0-1 como visitante, el miércoles 26 de junio dos goles de Hernán Crespo rubricaron el 2-0 definitivo que le dieron la segunda Copa al conjunto que entonces dirigía Ramón Díaz.
Además, la racha de ganar copas internacionales definiendo como local se mantuvo en la Supercopa del '97, cuando superó a San Pablo con goles de Marcelo Salas, y en la Sudamericana de 2014 ante Atlético Nacional de Medellín.
Sin embargo, la suerte fue esquiva en la Sudamericana 2003, cuando Cienciano de Perú se quedó con el título después de un 3-3 en el Monumental y un ajustado 1-0 en Arequipa, con gol del ex defensor de All Boys Carlos Lugo.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    

    Comentá esta noticia