El presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Angel Napout, aclaró hoy que "no hubo ningún pedido" de River Plate ni de la televisión en relación a las fechas de disputa de la serie ida y vuelta con Boca Juniors, por los octavos de final de la Copa Libertadores.
El máximo dirigente del ámbito sudamericano aseguró que los días de ambos partidos "no están programados" y que quedarán definidos "el jueves próximo", un día después del cierre de la fase de grupos.
Napout agregó que la decisión será de la Comisión de Competiciones que preside el chileno Sergio Jadue en conjunto con los encargados de la televisación. "Es importante lo que diga la televisión, uno quiere buscar el mejor día y horario para que mayor gente pueda verlo", indicó en TyC Sports.
La programación de ambos partidos ya generó polémica. En principio, Boca tenía estipulado jugar sus cruces de octavos los miércoles 6 y 13 de mayo, antes de que se conociera el emparejamiento con River y amparado en la necesidad de viajar para enfrentarse con un rival extranjero.
Pero sellado el superclásico en octavos, trascendió la preferencia de River y también de la televisión de pasar los juegos a los jueves 7 y 14, algo que no cayó bien en el mundo "xeneize" y que motivó las críticas del entrenador Rodolfo Arrubarrena.
A ellas, se sumaron las del dirigente de Boca, Juan Carlos Crespi, quien reclamó: "Que no nos ninguneen. Lo único que pide Boca es que se respete el calendario, y si se cambia, tendrán que darnos explicaciones. La Conmebol tiene que explicar los motivos, se está vulnerando una fecha ya estipulada".
"A River le conviene pasar el partido por un tema del plantel corto y además lo prefiere la televisión. Ya en la Sudamericana no fueron limpias las cosas. Tuvimos problemas con los arbitrajes. Queremos que no haya suspicacias", protestó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia