- Cómo ve que el gobierno se involucre directamente en la organización de los torneos...
- No me gusta para nada. No estoy de acuerdo en la estatización del fútbol, que el gobierno a través de "Fútbol para Todos" se meta en la organización de los campeonatos. Para mí el fútbol debe estar en la parte privada como ocurre en todo el mundo. El estado sí debe estar para subsidiar, ayudar, pero no se debe meter en las decisiones de los dirigentes. Tras el fallecimiento de Julio (Grondona), empezaron las presiones de River y Boca y con derecho. Ellos generan el 80 por ciento de la torta que se reparte entre todos, y reciben el 10 por ciento, y tampoco es justo esto, aunque a los del interior no nos guste esa postura de ellos. Julio tuvo la capacidad de ponernos a todos en el mismo nivel de igualdad, y hoy River y Boca, ante la ausencia de él, ven la oportunidad de generar más ingresos y es razonable. Y si a eso le sumás Fútbol para Todos, es un coctel que nos mete a todos en una disconformidad porque no todo termina en la decisión que tomemos los dirigentes. Hoy está pasando eso en el fútbol argentino, se nota una desprolijidad, pero de ninguna manera hay un desmanejo como quieren hacer creer algunos.

- Su cargo como vocal caduca con el término de su mandato en la Liga Salteña ...
- No, de ninguna manera, todos deben saber que yo fui elegido por Julio Grondona y confirmado por Luis Segura en el cargo de vocal. Se elige a la persona no a la institución. Cuando deje la Liga, si Segura cree que me gestión debe continuar, seguiré en la AFA, sino él tiene la posibilidad de cambiarme.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia