Por segunda vez en una semana, los violentos volvieron a dar la nota en el Gigante del Norte y a "manchar" a un club como Gimnasia y Tiro, que históricamente no se caracterizó por estas rencillas absurdas a las que, lamentablemente, acostumbraron Juventud Antoniana y Central Norte en los últimos años.
Pero el pasado domingo, los inadaptados forzaron la suspensión del amistoso con San Martín de Tucumán en los minutos finales "pasándose de rosca con una riña más intensa y violenta, poniendo en peligro la integridad de mujeres, niños y gente que nada tiene que ver con sus conflictos o intereses de barras.
Ante esto, quien sentó postura en diálogo con Alentandooo fue el titular del albo, Marcelo Mentesana, que ahora debe lidiar con este flagelo, así como incansablemente lo vienen haciendo dirigentes santos y cuervos desde hace años.
"Me parece lamentable y absolutamente repudiable desde todo punto de vista que pasen estas cosas en Gimnasia, que esta gente dirima sus rencillas en el club. No podemos decir nosotros que es un problema exclusivo de las fuerzas de seguridad y desentendernos. La decisión para erradicar a los violentos tiene que ser firme de parte de todos los actores, de la colaboración de todos dependerá que los violentos no entren a la cancha. Están identificados y no deben entrar", expresó el mandamás del club millonario, para luego rematar: "esto nos compete a todos y no lo resolveremos con decisiones a medias, debe haber una determinación firme".





¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia