La dirigencia de Central Norte y los hinchas están que arden con la Policía. Durante el empate de Central Norte y Mitre 1 a 1, hubo varios focos de conflictos pero el más criticado fue el que ocurrió en la tribuna preferencial, donde la Policía falló completamente ya que no armó el pulmón como debía para separar a los barras de Mitre con las familias cuervas que se ubican en ese lugar.
Central - Mitre barras2.jpg

"El operativo de seguridad fue un desastre, falló en todo sentido, el cordón en la preferencial desapareció y allí se produjo lo peor", criticó Héctor De Francesco el día después. Y siguió: "Se tendrían que hacer cargo. Los de Mitre se cruzaron la tribuna caminando como si nada. Una locura, así como buscan sancionar a los hinchas deberían tomarse medida con los encargados del operativo", disparó el vicepresidente de Central Norte.
"Pagamos cerca de 20 mi pesos por un operativo que no sirvió para nada", reiteró y criticó.
Embed

Por otra parte, durante los incidentes en la preferencial, los hinchas de Central que estaban en la platea identificaron al Comisario Marcelo Lami, Jefe de la Policía y que había ido a ver a su hijo, que fue titular en el cuervo, y lo increparon con gritos e insultos.
El jefe policial vivió momentos tensos y tuvo que resguardarse ante la "apurada" de algunos plateistas.

La aclaración de Walter Nieva
Walter Nieva, quien se vio involucrado en la discusión con el Jefe de la Policía Marcelo Lami y también se comunicó con Alentandooo para aclarar sobre ese momento: "Teniendo en cuenta, que lo sucedido en realidad, fue todo lo contrario. El Sr. Comisario Lami se encontraba unos escalones arriba de nuestra ubicación, desconociendo nosotros que dicho señor se encontraba allí. Cuando se produjo el ataque de los hinchas de Mitre al sector preferencial donde estaban hinchas de Central (entre ellos varias madres y / o padres, acompañados con sus hijos), y al escuchar que mi hijo exclamaba textualmente " El comisario a cargo del operativo es un pelotudo"; él bajó de su ubicación a increpar a mi hijo, quien caminó un par de metros hacia donde yo estaba junto a mi otro hijo, siendo perseguido por el Crio. Lami, que continuaba con sus recriminaciones. Cuando vio que mi hijo no estaba solo, que yo era su padre, y ante mi requerimiento de que es lo estaba sucediendo, me recriminó que mi hijo insultó a la policía, y ante mi sorpresa, le pregunté por la "gravedad" del supuesto insulto, entonces me reprochó la educación que les doy a mis hijos, poniéndose en un papel que considero no le corresponde.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia