El Real Madrid, con los argentinos Andrés "Chapu" Nocioni y Facundo Campazzo en el plantel, se proclamó campeón de Europa de básquetbol tras imponerse ayer en la final al Olympiacos griego por 78-59, en un Final Four celebrado en la capital española y en la que el CSKA Moscú acabó tercero.
Es el noveno título para el equipo blanco (tras los de 1964, 1965, 1967, 1968, 1974, 1978, 1980 y 1995), el más laureado del
básquetbol europeo, y llega 20 años después del anterior, logrado también ante el Olympiacos (73-61). Tras dos finales perdidas en las dos últimas temporadas, ante Olympiacos en Londres-2013 (100-88) y frente a Maccabi Tel Aviv en Milán-2014 (98-86 tras prórroga), el equipo que dirige Pepe Laso logra el ansiado título.
Esas dos finales perdidas, llevó a los dirigentes blancos a firmar al inicio de esta temporada a hombres con gran experiencia y pasado en la liga estadounidense (NBA) como el argentino Andrés Nocioni, elegido el mejor jugador del Final Four (12 puntos y 7 rebotes en la final), y el mexicano Gustavo Ayón, decisivo en el triunfo de semifinales ante el Fenerbahçe turco (96-87).
En el plantel del campeón también actúa Facundo Campazzo, quien no vio acción en el encuentro decisivo.

Embed

Nocioni, un "toro" decisivo.
Cuando fichó por el Real Madrid el pasado verano (boreal), Nocioni aseguró que llegaba al club blanco para ganar la Euroliga y, pese a sus 35 años, se mostró decisivo al ser designado MVP (jugador más valioso) del Final Four. Su experiencia, su corazón, su garra y su clase para jugar al básquet fueron clave en el triunfo blanco y Nocioni contribuyó tanto con puntos como con rebotes y tapas estratosféricos.
"Lo di todo, no hay otra cosa", declaró el argentino a la televisión para explicar su gran papel en la Final Four. El título de MVP volvió a caer en manos de un argentino tras catiorce años, ya que el último en recibir tal reconocimiento fue nada menos que "Manu" Ginóbili cuando fue campeón de la Euroliga con el Kinder Bolonia (Italia) en 2001.
El festejo de Chapu Nocioni y Facundo Campazzo fue particular en los vestuarios, debido a que se dieron un piquito emulando a Diego Maradona y Claudio Paul Caniggia cuando jugaban en Boca Juniors.
Mirá la foto del festejo

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia