Jugó sus primeros partidos en villa Los Sauces. Se fue de Salta en búsqueda de su sueño de ser jugador, pasó por River y varios clubes del interior. Y hace dos años comenzó a dirigir en el equipo en el que se retiró como jugador, Juventud Unida de Gualeguaychú. En dos años logró dos ascensos; del Argentino B al Argentino A (2012) y ahora a la B Nacional (2014). Cumplió el sueño que los salteños persiguen hace años.
¿Cómo fue tu vida desde que te fuiste de Salta?
Me fui a los 17 años para ir a jugar a River, pero voy todos los años a Salta porque ahí tengo a toda mi familia. Me fui a jugar a River, después a Instituto, volví a River, Santiago Wanderers, Defensores de Belgrano, Platense y en el 2006 llegué a Juventud Unida.
¿Qué recuerdos tenés de Salta?
Los partidos de inferiores en San Martín. Recuerdo cuando jugaba los campeonatos infantiles en villa Los Sauces, ahí fue donde me inicié. Recuerdo siempre a mis compañeros del Comercial 1, tengo relación hasta hoy con ellos; uno nunca pierde las raíces.
¿Cómo fueron tus inicios como DT, te imaginábas llegar tan alto?
Fue todo muy rápido. Dejé de jugar y el técnico que nos dirigía se fue a Sunchales. Los dirigentes se la jugaron por mí.
¿Cómo viviste el ascenso?
A este ascenso lo viví diferente que al ascenso anterior que había sido más sufrido. Este ascenso, en cambio, lo disfrutamos más; no fue fácil pero teníamos la tranquilidad de que si no se daba ayer, teníamos otra oportunidad la semana que viene, estuvimos muy tranquilos y felices por el logro.

El perfil Nacido en: Salta capital Vive en: Gualeguaychú, desde 2006 Edad: 38 años Estado civil: Casado, dos hijos
¿Cómo es el plantel de Juventud Unida de Gualeguaychú?
Los chicos no deben creer lo que estamos viviendo, todos venían del Argentino B. Un jugador estaba jugando en la liga, otro se había quedado sin club. Este es el plantel con menor presupuesto del torneo.
¿Pensaste en dirigir en Salta?
Sí, me gustaría dirigir en Salta. Estoy al tanto de los equipos, de Gimnasia y Tiro, de Juventud y de Central Norte que le tocó descender en la temporada pasada. Es una lástima que hoy solo Juventud esté tratando de clasificar, que haya hecho una campaña muy irregular. Salta se merece un representante en la B Nacional. Pero esto viene de raíz, hay que tomar conciencia de que hay que apostar a un proyecto, aunque sé que es más difícil en Salta porque es mayor la presión, porque la gente es exigente. Pero la gente tiene que entender que tiene que alentar, si trajeron 15 jugadores y no se dio el ascenso, hay que dejar 10 por lo menos y seguir así, en algún momento se va dar . Pero pienso que en este sentido Juventud Unida es un ejemplo.
¿Por qué no es la misma presión?
Es diferente porque acá la presión no es la misma. Uno puede llevar los mejores jugadores, pero si ese jugador no aguanta la presión de jugar en Gimnasia o Juventud es difícil. Si vos querés que ese jugador rinda lo tenés que alentar desde el primer minuto, entender, aguantar, tener más paciencia. En Salta perdés 3 o 4 partidos y sabés que tenés medio pie afuera, es difícil, no es lo mismo.
¿En qué se falla en Salta?
Va todo de la mano, que se vayan y vengan muchos jugadores año a año, que no se apueste a un proyecto. Muchas veces se busca jugadores por nombres; yo prefiero buscar gente con las características que quiero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia