Central Norte ya está en las semifinales, peleando por el ascenso al Federal A. Y a muchos cuervos se les viene a la memoria las últimas veces en las que el cuervo superó estas instancias decisivas. Quién no se acuerda de aquella campaña del 2005-06 que finalizó con el ascenso de Central al Argentino A, del partido con Villa Atuel y de la semifinal nada menos que con Deportivo Maipú, uno de los rivales más duros, sino el más duro, de aquel torneo.
Y uno de los protagonistas de este equipo, que estaba conformado en su mayoría por jugadores locales, fue Normand Juárez, quien revivió junto a El Tribuno lo que significó uno de los momentos más lindos de su carrera. "Fue muy difícil y complicado que ahora, desde mi punto de vista. Dejamos afuera a Maipú de Mendoza, ese era el rival a vencer y lo logramos. Después también le ganamos a Alumni en la final para ascender", recordó.
Central Norte jugará el miércoles 10 con San Martín de Formosa, a las 22, en el Martearena
Este Central Norte del 2005-06 era un equipo que no tenía por característica principal el buen juego, y el mismo Normand lo recordó: "En esa época figuras no teníamos, solo dos del B Nacional como Nelson Marín e Iturrieta, que venían de la B Nacional y eran la experiencia que nos hacía falta. Después éramos todos de la zona, salvo Maino, Ceballos, Molinari y Bruno Juárez. No era el equipo ideal, pero nos tocó ascender. Cuando uno cree que armó un equipo de medio pelo, le da la clasificación; podés armar al Milan y no conseguir nada. Depende de la dirigencia y de la motivación que traigan, de la capacidad del técnico. En esa época todos éramos muy buenos compañeros y muchos amigos. No jugábamos bonito pero los matábamos a todos. Corríamos, metíamos, jugando bien, con pelotazos o centros. Si te traen a Central ya es para ganar algo de entrada, ya tenés que saberlo de antemano".
En aquella temporada, el cuervo tuvo que jugar cuatro play-offs para salir campeón. Esas instancias difíciles en las que cualquier equivocación te puede costar la clasificación. Central jugó dos play-offs con Atuel, otro con Deportivo Maipú y el último con Alumni.
Y Juárez dijo cuál fue la clave en esa oportunidad: "Saber manejar la ansiedad. Si das ventajas en ese sentido, estás en el horno. Generalmente, tiene que ver como viene mentalmente, pasa mucho más por lo psicológico. Si te crees el mejor del mundo, tenés que serlo y comértelos vivos a todos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia