Nueva Chicago, que debutó con un triunfo sobre Almagro y suma seis victorias consecutivas tomando en cuenta los partidos en Primera A de la pasada temporada, recibirá a Gimnasia de Jujuy, en el cotejo más relevante de los cinco a celebrase mañana por la segunda fecha del torneo de la B Nacional de fútbol.
El encuentro se desarrollará en el estadio República de Mataderos, desde las 17.05, televisado por TyC Sports y con el arbitraje de Pablo Vigliano.
La programación sabatina se completará con los siguientes compromisos: Ferro Carril Oeste-Douglas Haig, Villa Dálmine-Santamarina, Chacarita Juniors-Brown de Adrogué (todos a las 17) y Juventud Unida-Independiente Rivadavia (desde las 18).
Nueva Chicago, con Andrés Guglielminpietro como DT, fue convincente en el estreno ante Almagro y alargó su serie triunfal a seis cotejos, ya que bajo la conducción de Rubén Darío Forestello ganó los últimos cinco partidos que jugó en la 'A' ante de descender, frente a Aldosivi, Vélez, Newell's, Sarmiento y Quilmes.
El 'Torito' de Mataderos recibirá a Gimnasia de Jujuy, que en la jornada inicial, empató ante Instituto y zafó de caer derrotado por la muy buena actuación del arquero Maximiliano Cavallotti (suplente del lesionado titular Horario Ramírez) , quien atajó un tiro desde el punto penal.
Ferro, que empató en la primera fecha en su visita a Atlético Paraná, será local ante Douglas Haig. El entrenador del equipo del barrio de Caballito, Walter Perazzo, quedó conforme con lo realizado por el equipo en Entre Ríos y repetirá la formación.
Chacarita Juniors, que perdió ante All Boys en Floresta, va por su primer triunfo recibiendo a Brown de Adrogué, que en su regreso a la categoría cayó en Corrientes ante Boca Unidos.
El 'Funebrero' quiere cortar una negativa serie de cuatro derrotas seguidas si se toma en cuenta que en las tres fechas finales de la temporada cayó ante Douglas Haig, Gimnasia de Jujuy y Sportivo Estudiantes de San Luis.
En San Martín se producirá el regreso a la actividad del árbitro Diego Ceballos, quien no dirige desde la final de la Copa Argentina que jugaron Boca-Rosario Central, el 4 de noviembre pasado en Córdoba, cuando tuvo una pésima actuación que benefició claramente al equipo xeneize, ganador por 2 a 0.
Juventud Unida de San Luis, vencido en el clásico puntano ante Sportivo Estudiantes en el debut, jugará de local ante Independiente Rivadavia (cuatro fechas sin triunfos) que no conformó ante su gente igualando son goles ante Villa Dálmine.
Santamarina de Tandil, que perdió la final por el segundo ascenso ante Patronato, enfrentará en Campana a Villa Dálmine.
El equipo tandilense es casi nuevo en comparación con el que culminó cuarto en 2015 y afrontará un duro compromiso ante un Dálmine, ahora dirigido por Jorge Vivaldo, que tiene muy alta la vara de acuerdo a la gran campaña del año pasado, cuando fue sexto con 60 puntos y estuvo cerca de participar por el reducido en el segundo ascenso a la máxima categoría.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia