El 7 de octubre de 2007 Nueva Zelanda sufrió una dura derrota contra Francia en el Mundial que se jugó en ese país. Era el máximo favorito, pero los galos vencieron 20 a 18 en Marsella y dejaron a los All Blacks con las valijas en el aeropuerto antes de lo que habían planeado. Desde esa fecha a la actualidad, Nueva Zelanda ejerció un dominio que solo Australia y Sudáfrica pudieron romper por un corto período.
Desde ese "negro" día de octubre los All Blacks han jugado 110 partidos entre test matches y amistosos. Se impusieron en 94 ocasiones, empataron 2 y perdieron 14 veces; el porcentaje de triunfos supera el 85 por ciento.
Entre 2007 y 2015 Nueva Zelanda ganó tres veces el Tres Naciones y repitió la cifra en el Rugby Championship, ya con Los Pumas incluidos en la competencia. Recién esta temporada Australia pudo romper la hegemonía neozelandesa.
Además, ganaron los dos mundiales que le siguieron al 2007 y en ninguno perdieron partidos. La campaña fue perfecta en 2011 con triunfos sobre Tonga, Japón, Francia (primera ronda), Canadá, Argentina, Australia y Francia (final). En el Mundial que cerró ayer, en Inglaterra, vencieron a Argentina, Namibia, Georgia, Tonga, Francia, Sudáfrica y Australia.
En la reciente Copa del Mundo sumaron 290 puntos y 39 tries.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia