Central Norte siempre supo que volver jugar en su propia cancha no iba a ser fácil. No solo por el lado de la reconstrucción o de las refacciones, sino por la seguridad. Sortear este paso era, o sigue siendo, una muralla.
No obstante, las múltiples campañas que lanzó el club (de socios, de cemento, de hierro, etc) siguieron su curso, las obras, pequeñas pero necesarias para alcanzar el mínimo autorizado, se fueron concretando de a poco. Todo, cada ladrillo invertido, se encolumnó en función de un informe que elaboró el departamento de Bomberos de la Policía, solicitado por los dirigentes cuervos hace un tiempo atrás para lograr la tan deseada habilitación de su estadio Dr. Luis Güemes.
El avance de obras fue puesto a consideración de las autoridades en una reunión a la que asistieron el secretario de Seguridad, Dr. Jorge Javier Ovejero, el sub jefe de la Policía, Lic. Luis Gerardo Aberaztain; Sergio Plaza, secretario de Deportes; Adrián Cuadrado, Director de Deportes Federado y, por supuesto, el titular cuervo Héctor De Francesco. 3000 - personas albergará el estadio de Central Norte una vez habilitado, según cálcu­los preliminares. Y todos deberán ser socios.
3000 - personas albergará el estadio de Central Norte una vez habilitado, según cálcu­los preliminares. Y todos deberán ser socios.
En dicho encuentro, el dirigente explicó lo que se viene realizando en el club con la intención de lograr la habilitación de la cancha para que el equipo que dirige Pedro Rioja haga allí de local y solo con la presencia de los socios.
"La intención es buena, jugar solo con socios va a llevar a que club tenga más socios, pero la aprobación final depende de la Policía, Bomberos. Ellos dirán si está apto", explicó Plaza en diálogo con El Tribuno.
En las instalaciones del club se arreglaron portones, se construyeron baños, vestuarios y se está refaccionando, bajo la dirección de profesionales, la tribuna de la calle Almirante Brown.
Por su parte, el secretario Ovejero analizó las imágenes de las obras y dejó abierta la posibilidad con la que sueñan los cuervos. Es que, independientemente de las refacciones, si no hay una decisión política y un acompañamiento de los organismos de seguridad, Central no podrá concretar su regreso.
Embed

Hoy, el club tiene casi 800 socios al día pero, con los arreglos el estadio podrá albergar hasta 3000.
"El primer partido tal vez lo juguemos con 700 o 1000 personas, porque la gente creerá que los barras también entrarán, pero no va a ser así, el que no sea socio no podrá entrar a la cancha y tendremos que demostrarlo. Para eso necesitaremos sí o sí del apoyo de la Policía", expresó Matías Aramayo, quien trabaja en la coordinación de prensa y de la campaña de socios del club.
¿Y qué resta para poder obtener la habilitación? Terminar la tribuna de la Brown, un baño, un palco para prensa y separar los sectores del estadio (con base de concreto y alambrado).
"La gente se está sumando, hinchas y exdirigentes están colaborando y eso es lo que hacer posible todo esto", agregó. El dirigente luego recordó que la campaña del cemento sigue abierta y el que desee colaborar puede acercarse al club.
La idea es Central pueda jugar algunos partidos del próximo torneo Federal B en su cancha, independientemente de la zona que le toque. Es que ayer la AFA publicó en su sitio oficial que el cuervo jugará en la zona A, con el resto de los equipos capitalinos y no con los tucumanos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia