La inminente final del domingo toma color y el Barcelona quiere asegurar un nuevo título poniendo todo ante River. Tal es así que el delantero brasileño Neymar se entrenó por primera vez ayer en el campo de juego, pero el DT Luis Enrique advirtió que pretende "recuperarlo al ciento por ciento", ya que no quiere "correr riesgos".
Luego de ausentarse de las dos primeras prácticas del equipo culé en Japón, el ex Santos de Brasil corrió en el césped del estadio Internacional de Yokohama diferenciado del grupo principal que hoy enfrentaba al Guangzhou Evergrande, de China, por la otra semifinal del Mundial de Clubes. El crack se recupera de una lesión que sufrió en el aductor de su pierna izquierda hace ocho días, durante el entrenamiento previo al duelo con Bayer Leverkusen, de Alemania, por la Liga de Campeones. Más allá del entusiasmo que generó en la prensa ver a Neymar correr con normalidad, Luis Enrique avisó que no se apurará a ponerlo en cancha. "Que no se lo vea entrenarse no quiere decir que no se entrene. Lo único que me preocupa es recuperarlo al ciento por ciento, pero no soy partidario de correr riesgos", afirmó el DT en la conferencia de prensa previa al debut del ganador de la Liga de Campeones de Europa. Lo cierto es que el Barcelona no quiere que falte ninguna estrella de su constelación en la inminente gran final con River.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia