Salía del túnel hacia el campo de juego de la Bombonera. Se llevó la mano a la nariz como para tapársela. Lo mantuvo un par de segundos y luego ingresó con normalidad. El Muñeco Gallardo imitó así a Angel Labruna, quien se tapaba la nariz por el olor con el que los hinchas de River relacionan a la Bombonera.
Ramón Díaz y Fernando Cavenaghi habían hecho lo propio en otros superclásicos.
¿Fue una provocación o sin querer?
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia