El argentino Omar Narváez, campeón supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), tendrá mañana en Tokio la oportunidad de mostrar sus pergaminos, cuando arriesgue por duodécima vez el título ante el invicto local Naoya Inoue, ex campeón minimosca del CMB.
La velada se desarrollará en el Metropolitan Gym de la capital de Japón, con transmisión en directo por TyC Sports desde las 20, hora de Tokio (8 de la mañana de Argentina).

En el pesaje oficial realizado hoy en el Hotel Grand Palace de Tokio, ambos boxeadores no tuvieron problemas para dar el peso reglamentario de la categoría supermosca.
El avezado campeón chubutense registró 51,823 kilos, mientras que el retador japonés pesó 52,163 kilos, el límite exacto de la división.

El Huracán Narváez, de 39 años, pondrá en juego la corona supermosca de la OMB, en lo que será su duodecima defensa, y además está a dos triunfos de igualar la marca de 31 defensas exitosas mundialistas que posee el célebre mexicano Julio César Chávez.
El argentino también ostentó el cinturón mosca de la OMB, categoría en la cual realizó 16 defensas para luego pasar a la división inmediata superior (supermosca) donde reina desde el 10 de mayo de 2010, cuando en el Luna Park derrotó en una decisión unánime en 12 vueltas al nicaragüense Everth Briceño.

En esta oportunidad, Narváez tendrá que vérselas con un joven boxeador que a pesar de tener 21 años, y haber realizado sólo siete peleas como rentado, con igual cantidad de triunfos (con seis nocauts), fue campeón mundial minimosca del CMB (dos categorias menor), título que dejó vacante recientemente para enfrentar al argentino.

Inoue obtuvo el título minimosca CMB tras derrotar por nocaut técnico en seis vueltas al mexicano Adrián Hernández en Tokio, el 6 de abril pasado, tras propinarle una paliza.
El boxeador japonés defendió el título en una oportunidad: fue el 5 de septiembre último en Tokio cuando superó también por nocaut técnico en 11 vueltas al tailandés Samartlek Kokietgym, tras derribarlo en el cuarto y sexto capítulo.

"Me siento cada año mejor, física y mentalmente. Quiero ganar y brillar. Como lo hacemos siempre junto a mi equipo, a esta pelea le damos mucha importancia. Boxear en Japón es un sueño que siempre quise cumplir", había comentado Narváez cuando fue presentado junto al retador.
En cuanto a su rival, el correcto boxeador chubutense opinó que "Inoue es un joven destacado, tiene 21 años y muy buena línea técnica, además de pegar fuerte".

Narváez (43-1-2 con 23 nocauts), en el pasado fue también titular mosca OMB, título que le arrebató al nicaragüense Adonis Rivas, en julio de 2002, también en el Luna Park, corona que defendió con éxito 16 veces, que marcó un récord para campeones mundiales argentinos.
Además, fue campeón panamericano en Winnipeg 1999 y representante olímpico en Atlanta 1996 y Sidney 2000.
En su última pelea, retuvo el título supermosca OMB ante el mexicano Felipe Orucuta, a quien venció por puntos en 12 asaltos, en una demostración de boxeo de alto nivel, en un pleito revancha disputado el 19 de septiembre pasado en Villa María, Córdoba.

Para esta pelea, Narváez eligió guantes de color negro, una estrategia que responde a la idea de que se trata de un color menos visible para el rival.
A su vez, la velada tendrá un condimento especial, porque como preliminar se enfrentarán, en categoría mosca, Néstor Daniel Narváes (20-2-2/ 9 ko), hermano de Omar, y Takuma Inoue (3-0-0/ 1 ko), hermano de Naoya.

El chubutense Narváes (su apellido termina con "s" porque así fue anotado legalmente) volverá a combatir en Japón, dado que en noviembre de 2012 combatió por el título mosca del CMB, ante el local Toshiyuki Igarashi, quien lo venció ajustadamente en una decisión mayoritaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia