Días atrás finalizó la Copa Jucaro, el torneo de la Unión Sirio Libanesa en el que se presentaron los mejores tenistas de la temporada, y el campeón fue Alejandro Orihuela.
Además del ganador del certamen, los otros aspirantes al titulo eran Lautaro Medina clasificado en primer lugar y Germán Correa.
Cabe recordar que este torneo contaba con el apoyo total de la comisión directiva de la Sirio y de la sede Jucaro, por lo que la copa recibió el nombre de esta última.
Una vez comenzada la competencia, Orihuela el representante de la sede oficial Jucaro empezó a paso firme y ganando (6-0 y 6-0) sus primero respectivos matchs de la clasificación y así pudo acceder a la semifinal como primero en la zona.
Medina fue el próximo rival, pero el futuro campeón estaba inspirado y no tuvo inconvenientes en ganarle por 6-4 y 6-1.
La gran final llegó y las expectativas rondaban en el segundo y tercero del ranking interno del club, ya que poseían una presión extra: el que ganaba además de llevarse el torneo, era el flamante número 1 de los 8 torneos de la Sirio Libanesa.
Pronto Alejandro Orihuela desató su gran potencial al demostrar que está en gran un nivel de tenis y pudo doblegar a Correa por 6-2 6-2.
Adriana Portal, directora de la sede Jucaro de Juan Carlos Romero, le otorgó el primer puesto al máximo ganador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia