La salida de Agustín Orión de Boca Juniors parece acercarse a una definición, al surgir la posibilidad de que Racing decida contar con sus servicios y se destrabe entonces una de las novelas de este mercado de pases, tras una desgastante situación que derivó cuando el equipo xeneize perdió la semifinal de la Copa Libertadores.
Después de la derrota en la Bombonera ante Independiente del Valle de Ecuador, con una actuación decepcionante de todo el equipo y un grosero error de Orión, la dirigencia de Boca comenzó a buscar un arquero por pedido del entrenador Barros Scheloto. El elegido fue Agustín Marchesín, pero fue alto el precio (7 millones de dólares). La llegada a préstamo del arquero Alex Werner, surgido en Atlético Rafaela y adquirido en forma reciente por Atlético de Madrid, parece ahora sumar un nuevo elemento al tema, con la titularidad del arco de Boca en manos de Guillermo Sara y Werner como complemento de calidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia