Agustín Orión, arquero y referente de Boca Juniors, campeón anoche de la Copa Argentina tras vencer en la final a Rosario Central en Córdoba por 2-0 con un arbitraje polémico de Diego Ceballos, reconoció que la actuación de los jueces "es una lotería" y que otras veces su club "fue el perjudicado".
"Quiero ver después el partido tranquilo para analizarlo, pero esto de los árbitros es una lotería, nosotros otras veces fuimos perjudicados", señaló el arquero de Boca, que el domingo pasado también conquistó el Campeonato de Primera División.
De todas maneras, Orión entendió la queja del entrenador de Rosario Central, Eduardo 'Chacho' Coudet, quien una vez culminado el partido increpó al árbitro principalmente por el penal mal cobrado, el segundo gol de Boca en offside y la anulación de un gol propio por posición adelantada.
"Entiendo las quejas del 'Chacho', está dolido. Es buen tipo, fue compañero mio de pieza en San Lorenzo. A nosotros también nos tocó sentirnos que fuimos perjudicados y son situaciones de impotencia que te cuestan superar", enfatizó.
"Igualmente quiero felicitar al técnico y a los jugadores de Central, son un gran equipo. Me enteré que hace más de 20 años que buscan un título y ya lo van a tener. Hoy (por ayer) la lucharon y estuvieron cerca", agregó.
Por otra parte, Orión resaltó a Boca Juniors como el mejor equipo y destacó el hecho de haber conquistado dos títulos en apenas cuatro días.
"El que gana es el mejor. Por eso seguimos siendo los mejores. Nosotros conseguimos dos títulos en pocos días y eso es muy importante, dentro de un panorama parejo donde a lo largo del año se destacaron Rosario Central, Racing y San Lorenzo", argumentó.
"La regularidad fue nuestro mayor mérito. También el de nunca bajar los brazos, nunca darnos por vencidos. En la final ganamos un partido parejo y difícil ante un equipo que juega muy bien", añadió.
Asimismo, el arquero destacó la actitud del plantel completo de Boca para la obtención de la doble corona: "Este es un triunfo de todos. Todos sufrimos en las malas y festejamos en las alegrías".
"Por eso invitamos en un vuelo charter a nuestros familiares y a la gente que trabaja con nosotros todos los días en Casa Amarilla. Se lo merecen, están siempre de nuestro lado", manifestó.
Por último, Orión se refirió a su futuro: "Llegué al lugar máximo al que podía llegar, ahora me queda festejar y estar tranquilo".
"Fue un año duro con algún sinsabor y también donde la prensa dijo muchas cosas que no fueron. Pero ya está, ahora a disfrutar", reiteró.
Después del triunfo de anoche, el entrenador de Boca, Rodolfo Arruabarrena, decidió darle el día libre al plantel y que vuelvan a entrenarse mañana desde las 9 en el predio Pedro Pompilio.
Boca jugará el próximo domingo a las 18.15 por la última fecha del Campeonato de Primera División ante Rosario Central, de visitante, y seguramente el 'Vasco' no pondría a varios titulares, entre ellos a Carlos Tevez, quien ayer jugó entre algodones por tener una molestia en su rodilla izquierda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia