El presidente de Boca, Daniel Angelici, defendió a su arquero Agustín Orión al asegurar que no cree que sea "mala leche", luego de haber protagonizado una violenta jugada frente a Unión de Santa Fe, por la cual fue expulsado y sería sancionado duramente por la AFA, lo que lo dejaría fuera del superclásico.
Los coletazos de otra acción imprudente de Orión continuaron pospartido frente al tatengue, sobre todo con el antecedente próximo de la lesión sobre el delantero uruguayo de San Martín de San Juan Carlos Bueno, quien sufrió la fractura de tibia y peroné y hace algunas semanas recién comenzó a trotar nuevamente. En esa oportunidad, el Tribunal de Disciplina de la AFA sancionó con cuatro partidos al arquero -tres por la infracción y una por ser reincidente- y permitió que esté disponible para el superclásico frente a River, por la undécima fecha, que los del Vasco Arruabarrena ganaron 2 a 0 en La Boca. Pero esta fue la tercera expulsión de Orión en el campeonato -también vio la roja frente a Temperley por agresión sin pelota- y esos antecedentes impulsarían una sanción más severa.
Sin embargo, el presidente de Boca, luego de otra acción polémica del arquero, lo respaldó y dejó en claro que su accionar no tiene mala intención. "Salió a hacer su trabajo. El jugador de Unión ya había tocado la pelota", expresó.
Por su parte, el jefe de Gobierno porteño y candidato a presidente por el PRO, Mauricio Macri, criticó al arquero de Boca por la fuerte infracción: "No puede salir a achicar de esa manera. No se trata de llevarte al jugador por delante. Es la segunda falta igual", opinó el extitular de Boca.



Bueno: "Esta vez fue a golpear"
El delantero uruguayo Carlos Bueno, anterior víctima del juego brusco de Agustín Orión y que sufrió la fractura de tibia y peroné, remarcó que el arquero de Boca tuvo "más intención de golpear" en la polémica jugada frente a Lucas Gamba, "Fueron (jugadas) rápidas, aunque me parece que esta vez tuvo más intención de golpear que cuando me lesioné yo. Ahora levantó un poco más la pierna para golpear, conmigo fue con la rodilla", opinó el atacante uruguayo.
Tras poner en duda si en su caso la patada "fue intencional o no", el delantero expresó: "Espero que la sanción esta vez no sea tan leve como lo fue después de mi lesión. Gracias a Dios, al chico de Unión no le pasó nada".
En medio de tanto dedo acusador y de diversos pronunciamientos que condenan la acción del arquero xeneize, se hizo escuchar la otra campana. Sí: cuando las críticas, cargadas y descalificaciones hacia Orión comenzaron a tomar más fuerza, el otro involucrado en la circunstancia crucial del encuentro se expidió al respecto. Lucas Gamba, delantero tatengue, quien recibió la falta en cuestión, se refirió al cruce y desestimó que el Orión fuera a golpearlo a propósito. "En ningún momento hubo mala intención, para nada. Fue un momento desafortunado: los dos vamos a la pelota, intento puntearla y me lleva puesto. Siempre suelen pasar estos choques entre delanteros y arqueros. Le tocó la mala a él por la expulsión", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia