El país se divide. El debate se instaló en cada rincón. Los hinchas de Boca lo defienden, los de River lo atacan. Si fue con mala intención o no solo el propio Agustín Orión lo sabrá. Lo cierto es que no se habla de otra cosa.
La lesión de Bueno está dejando mucha tela para cortar aunque hubo lesiones peores en el fútbol.
El arquero de Boca quedó en el ojo de la tormenta, aunque solo porta un antecedente parecido, cuando lesionó a su compañero Leandro Paredes en el tobillo. Precisamente, luego de la lesión que le provocó a Bueno, a muchos hinchas se le vino a la mente este momento de amenazas:

Embed

O quizás el momento en el que el mismo arquero lesiona a uno de sus compañeros, Paredes, en pleno entrenamiento:
Embed

Lo cierto es que Orión llegaba al partido de ayer luego de propinarle un cabezazo a un jugador de Temperley. Y la sanción para este jugador podría ser más grave por reincidencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia