El mendocino Orlando "Orly" Terranova (Mini) completó finalmente ayer la cuarta etapa del Dakar 2015 en Copiapó, a donde llegó después de reparar su rueda delantera izquierda averiada por un choque con una pared de piedra, y seguirá en carrera, aunque se despidió prácticamente del título.
Terranova, quien ya había sufrido un vuelco en la segunda etapa pero retomado la carrera, fue asistido el miércoles por otro piloto de Mini, el alemán Ronnie Grauer, quien le pasó las piezas que le faltaban para poder hacer la reparación a los 42 km de la especial de 315 km en la etapa Chilecito-Copiapó, de 909 km totales que incluyó el cruce previo de la cordillera de los Andes.
El cuyano, que ganó cuatro etapas de Dakar en su historial, dos de ellas este año, iba en el tercer puesto cuando sufrió el percance, detrás del líder de la general y compañero de equipo, el catarí Nasser Al Attiyah.
El martes, Terranova se había adjudicado la etapa, resultado que le había permitido escalar del décimo al tercer puesto en la clasificación general.
El mendocino había ganado la primera etapa entre Buenos Aires y Carlos Paz,después sufrió un vuelco con cuatro vueltas de campana en la segunda, camino a San Juan, y en la tercera había conseguido la victoria en Chilecito.
Sin embargo, como él mismo dijo desde el inicio, "el Dakar es una carrera larga en la que hay que pensar día a día".

Repudio al atentado
La entidad organizadora francesa del Rally Dakar 2015 realizó ayer tarde en Antofagasta un homenaje especial a las víctimas del atentado del miércoles en París al semanario Charlie Hebdo, en consonancia con el duelo nacional declarado en Francia.
Pilotos, copilotos, asistentes, periodistas, colaboradores, patrocinadores, miembros de la organización, autoridades nacionales y locales, se reunieron en el campamento entre Copiapó y Antofagasta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia