Aquel partido entre Boca y Nacional, disputado en Montevideo y correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, no sólo marcó el adiós de Daniel Osvaldo del club xeneize. Su actitud de prender un cigarrillo en el vestuario como acto de rebeldía por haber ingresado unos pocos minutos, no habría determinado solamente su despedida de la institución (decisión tomada por Guillermo Barros Schelotto y apoyada por la dirigencia). También habría sido su último partido como futbolista profesional. Según informó el diario La Gazzetta dello Sport, el delantero rechazó una oferta que le hizo el Chievo Verona porque no quiere seguir jugando al fútbol sino retirarse para dedicarse a la música.
Si bien aún no hubo una confirmación oficial de parte de Dani Stone ni de su entorno, la posibilidad sería concreta. Este miércoles 31 de agosto cerraron los libros de pases en los países de Europa y el jugador se encuentra libre, con el pase en su poder, pero sin club. Teniendo en cuenta el contexto, es difícil que consiga un equipo en los próximos meses. Al menos, hasta el receso de fin de año.
La otra parte de la noticia tampoco suena descabellada. Es conocida su pasión por la música. Fan de los Rolling Stones, en su paso por Boca fue varias veces a ver bandas musicales, como La 25.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia