Era el último partido y no había que confiarse; pero parece que sí lo hicieron. En la cancha hubo peleas en la tribuna de Central, entre los de Central y Mitre y afuera del estadio. Un desastre.

Mientras se jugaba el primer tiempo, los hinchas del cuervo ubicados en la cabecera sur se trenzaron en una larga pelea que se extendió hasta el entretiempo. Luego, cuando ya casi terminaba el partido, la misma Policía se confió en que el resultado final sería la victoria de Mitre y desarmó el cordón humano que dividía la prefernecial entre hinchas de Central y de Mitre.

Embed

Embed

Cuando Acosta marcó el gol, los del ciclón buscaron a los del cuervo y solo había un policía para contenerlos. A los pocos minutos apareció infantería y varios efectivos más (que ya estaban en sus posiciones para la salida de la parcialidad) y calmaron la situación.

Central - Mitre barras2.jpg

Pero eso no fue todo porque la pelea continuó afuera y tuvo que intervenir la montada. Para cerrar, en la salida de la hinchada de Central que se ubica en la cabecera norte, otra vez los hinchas se trenzaron con la Policía; se armó una batalla campal en la salida, hubo piedras, corridas y hasta balas de paintball.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia