A causa de los incidentes de la semana pasada en el estadio Padre Martearena, en el debut de Juventud Antoniana en el tetradecagonal ante Unión Aconquija, en el santo aún recae una sanción en suspenso, por lo cual el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal corrió vista al club de Lerma y San Luis para que realice el descargo correspondiente. Mientras tanto, cuando aún persiste una "alerta roja" para el santo con los últimos antecedentes frescos, una semana después de los incidentes (allegados al santo increparon al árbitro Guillermo González y agredieron a uno de sus asistentes en aquella oportunidad), Juventud volvió a dar la nota con otro episodio desafortunado tras la derrota de ayer en Formosa ante Sol de América: cuando el árbitro tucumano Luis Lobo Medina decretó el final del encuentro en el estadio Antonio Romero de Formosa, el DT de la visita, Alberto Pascutti, le asestó un golpe de puño a un asistente deportivo formoseño tras recibir una serie de provocaciones, y este le devolvió el golpe provocando una pequeña riña entre el DT y el asistente, que luego prosiguió con desafíos mutuos de pelea. Lamentable e innecesario
Por otra parte, los jugadores del antoniano terminaron con mucha calentura por el arbitraje del juez, puntualmente por un supuesto off side a Matías Ceballos que luego derivó en el gol invalidado a Gabriel Pérez Tarifa, a minutos de finalizar el encuentro con los formoseños. Ceballos se le fue "al humo" a Lobo Medina al final del partido, reclamándole por esa acción y otros polémicos fallos, por lo cual el volante vio la roja en medio del tumulto y cuando ya la historia estaba juzgada.
Habrá que ver con qué fuerza recaerá el informe del árbitro en contra del entrenador y el mediocampista tras la agitada tarde formoseña, más aún con el antecedente de una sanción en suspenso y teniendo en cuenta que días atrás el titular del tribunal disciplinario instó en la semana a Juventud a "portarse bien" en lo sucesivo.
Más allá de la derrota del santo, el equipo de Pascutti tiene armas de sobra como para que este traspié quede en el anecdotario. Pero sus protagonistas deben serenarse y bajar los decibeles para evitar que las reacciones intempestivas lo perjudiquen deportivamente.

La explicación de Pascutti luego del escándalo
Luego de la riña que protagonizó con un asistente deportivo, Alberto Pascutti contó en caliente lo que sucedió en diálogo con FM Pacífico. "Tenía a un veedor atrás todo el partido diciéndome cosas, que yo era un desastre, que no puedo dirigir. Estaban los dirigentes atrás del alambrado y escucharon todo. Estas son cosas que no las viví nunca. Vino a hacerse el guapo, le pregunté si quería pelear y que peleáramos mano a mano", relató Pascutti, aún con los decibeles elevados.

"Nos ganó un equipo inteligente"
Dejando atrás la gresca, Pascutti reconoció los méritos de Sol de América. "Nos agarraron de contra, nos ganó un equipo inteligente que nos jugó con cinco volantes y cuatro defensores, muy duro atrás. Desgraciadamente, alguna vez nos iba a pasar. Perdimos 2 partidos de 20, eso quiere decir que cometimos muchos menos errores que los demás. El rival jugó y lo hizo bien. Así como cuando nosotros ganábamos teníamos nuestro mérito, ellos también lo tienen ahora", se sinceró el DT.

Ceballos: "Juegan con la ilusión del hincha"
El volante santafesino se despachó en caliente tras el encuentro por el gol anulado a Pérez Tarifa y apuntó especialmente a uno de los jueces de línea. "Yo no estaba en off side y cuando vas a reclamar no te hablan bien, son unos mal educados. Así están los árbitros, no lo voy a descubrir yo, el fútbol está re-sucio, los árbitros van para atrás. Y al lineman nadie lo puede expulsar cuando se equivoca. Juegan con la plata de nuestras familias, con la ilusión del hincha y se cagan de risa", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia