Embed

El seleccionado de Serbia se consagró esta madrugada campeón mundial Sub-20 de fútbol al vencer, en tiempo suplementario, a Brasil por 2 a 1, en el cotejo final de la Copa del Mundo que se desarrolló en Nueva Zelanda, postergando el sueño de los brasileños de obtener su sexto título e igualar a Argentina como el equipo más ganador de la historia del certamen.
El cotejo se jugó en el North Harbour Stadium de Auckland y los 90 minutos culminaron igualados 1 a 1, con goles de Stanisa Mandic para los europeos a los 70 y Andreas Pereira para Brasil a los 73. Finalmente, a los 118 minutos Nemanja Maksimovic le dió la copa a Serbia. Previamente, el tercer puesto fue para Malí que en duelo africano superó a Senegal por 3 a 1.
El desarrollo del juego fue como estaba previsto ya que Brasil ejerció el control del balón durante el 60 por ciento del tiempo, ante un equipo serbio ordenado tácticamente y muy solidario que aguardó con paciencia para contraatacar.
Serbia demostró en este Mundial que superó la contrariedad e hizo historia al ganar un título 28 años después de aquella notable Yugoslavia, que se coronó campeona en Chile' 1987 con estrellas del nivel de Davor Suker, Robert Prosinecki, Zvonimir Boban y Predraj Mijatovic.
La gesta la concretó ante un "gigante" de la categoría como Brasil, ganador de cinco copas del mundo sub-20 y finalista por novena vez.
Serbia alistó hoy a Rajkovic; Gajic, Veljkovic, Babic y Antonov; Zdjelar, Maksimovic, Zivkovic y Milinkovic (luego Jovanovic); Mandic (Gacinovic) y Saponjic (Ilic) mientras que Brasil lo hizo con Jean; Joao Pedro, Marlon, Lucao y Jorge; Danilo, Jaja (Malco), Gabriel Jesus (Alef) y Boschilia (Andreas Pereira), Marcos Guilherme; y Jean Carlos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia