En Maryland, Estados Unidos, dos hermanos sumaron una nueva copa a sus vitrinas y otra página de gloria personal dentro una vida junto al básquet. Se trata de Nicolás (21) y Andrés (27) Montero, quienes se suman a los otros salteños con destino olímpico, aunque en este caso los oranenses participarán el próximo año en la Sordolimpiadas, tras clasificarse anoche con Los Topos, la Selección argentina de Básquet para sordos e hipoacúsicos.
El seleccionado nacional se quedó con la medalla de plata y arrasó en el país norteamericano porque goleó a Brasil, Canadá y se vengó de Venezuela. El único equipo que pudo derrotarlo fue el anfitrión, en dos oportunidades.
Ante los brasileños el resultado fue 168 a 38, ante Canadá, 101 a 54 y contra Venezuela, 94 a 83. Solo Estados Unidos pudo sacarle cerca de 40 unidades en cada juego y se quedó con el oro.
De esta manera, el segundo puesto les dio el pasaporte a las Sordolimpiadas que en un principio se iban a realizar en Turquía, pero ante la serie de atentados, en las últimas horas se supo que va a ser en Estados Unidos.
En diálogo con El Tribuno, Walter, el padre del ayuda base (Nicolás) y el alero (Andrés), contó intimidades de sus hijos: "Los dos jugaron casi todos los partidos juntos y Nicolás fue titular. Cada uno metió sus triples. En el vestuario hacían apuestas entre ellos, anduvieron muy bien y estoy muy orgulloso de todo lo que consiguieron".
Es que los hermanos tienen un largo curriculum en la Selección y de hecho hace exactamente un año terminaron sextos en el Mundial de China-Taipéi.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia