Con la emoción intacta después de haber estado en la cúspide de su carrera, el fotógrafo salteño Pablo Oriz visitó la planta editorial de El Tribuno apenas regresó a la provincia, después de casi un mes dentro del Mundial de Rugby.
"Se vive un clima de alegría, la gente baila, canta y todos lo hacen con un profundo respeto. Los Pumas hacen emocionar a todos, no solo a los argentinos", comentó, todavía admirado, apenas pisó el suelo salteño.
Pablo saca fotos desde hace más de una década en Universitario Rugby, el club de sus amores, y esta vez fue acompañado de Jorge Skaf, otro reportero gráfico local.
"La inauguración del campeonato fue el momento que más disfruté y con los ojos llorosos pensé en mis hijos Tomy y Fran que son fanas del rugby".
El salteño siguió muy de cerca el andar del equipo argentino y comentó que la cercanía a la gente es lo más destacable de ese grupo de rugbistas.
"Los Pumas hicieron un binomio muy importante con el público. Todos salen a saludar a la gente después de cada partido. Daniel Hourcade (el entrenador) tiene mucho que ver en eso", afirmó.
En cuanto a la presencia argentina, Oriz detalló que en la conferencia de prensa realizada en la Embajada nacional en Londres se informó que los compatriotas que viajaron a fueron entre 11 y 14 mil.
De cara a las semis, Oriz cerró: "Van a dejar el alma, como siempre".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia