Pablo Pérez, mediocampista de Boca Juniors, dijo hoy que está feliz de seguir en el club xeneize, luego de que estuvo a un paso de ser nuevo jugador de Independiente.
"Estoy tranquilo porque sé que tomé una buena decisión. Estoy muy contento donde estoy", dijo el volante en rueda de prensa al término de la práctica en el complejo Pedro Pompilio, en Casa Amarilla.
"Se dijeron muchas cosas pero no tuvo nada que ver mi posible pase a Independiente con el tema de mi sueldo y mi extensión del contrato con Boca. Por supuesto que el llegar a Independiente era por un tema económico,
pero acá me quedé luego de hablarlo con mi familia, hubo una razón personal, deportiva y porque estoy muy cómodo en este club".
En cuanto a la gran cantidad de volantes con que cuenta el entrenador Guillermo Barros Schelotto, Pablo Pérez dijo que "más allá de que ahora juego como titular sé que tengo que pelear un lugar, porque va a haber mucha competencia. Que soy uno más eso lo tengo muy claro y lo hablé con el técnico".
Respecto del triunfo del lunes ante Ramón Santamarina por 2 a 1 en Formosa, por la Copa Argentina, señaló que "creo que cometimos muy pocos errores y que hicimos un buen partido. Fuimos justos ganadores".
Al ser consultado sobre Lanús, el rival del próximo domingo, consideró que "es el último campeón y quizás uno de los rivales más difíciles del fútbol argentino en la actualidad. Puede ser una buena medida para saber dónde
estamos y cómo estamos".
Pablo Pérez, de 31 años, nacido futbolísticamente en Newell's Old Boys, llegó a Boca desde Málaga en 2014. Tuvo hace unos días la posiblidad de pasar a Independiente en una suma cercana a los 2.500.000 doláres pero ante el requerimiento de Guillermo y ante el esfuerzo de la dirigencia -que le prolongó su contrato hasta 2019- el volante optó por seguir en Boca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia