A un día de Navidad, llegó al país uno de los regalos de la dirigencia de Boca Juniors para el entrenador Rodolfo Arruabarrena. Se trata de Pablo Pérez, el primer refuerzo para el próximo semestre, que hoy arribo a la Argentina proveniente de España. "Estuve los últimos seis meses en Europa sin jugar mucho; que Boca se fije en mí y me dé una oportunidad me pone muy contento", dijo el jugador, de 29 años, en diálogo con TyC Sports, desde Ezeiza.

"Estoy contento de llegar a la Argentina y a un club como Boca", remarcó Pérez, que firmará su contrato el 28 de diciembre y que sueña con una buena pretemporada para poder recuperar el ritmo. "Le puedo sumar un poco de recuperación al equipo, pero también puedo sumarme al ataque", analizó el volante, que, aún sin conocer el mundo Boca, aseguró: "Jugando bien o mal, Boca tiene que ganar y a eso tenemos que apuntar".

Pérez, quien emigró a España en enero de este año, jugó algunos partidos en su primeros meses en Málaga, pero luego fue relegado. Sobre la oportunidad de llegar a Boca, confesó: "Le dije a mi representante que haga todo lo posible para cerrarlo". Además, por la amistad que lo une a Milton Casco -quien negocia su pase con el club xeneize-, indicó: "Estuve hablando con Milton, pero es un tema que se tiene que resolver. Ojalá que se resuelva, porque es un jugador muy importante". Y agregó: "Cómo no va a tener ganas, claro que tiene ganas, me lo dijo. Va a sumar mucho para el equipo".

El descargo contra Newell's

El jugador se mostró molesto por los rumores que surgieron por su no regreso a la lepra. "Se hablaba de que yo no quería volver a la Argentina y a Rosario por la inseguridad y me dolió escucharlo por todo lo que significa Newell's. Es algo que dijeron los dirigente. El único club que hizo todo para traerme fue Boca", sostuvo. "Es un comunicado que le pasan al Tolo y él no tiene nada que ver, es un mal entendido que quería aclarar", insistió

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia