Pablo Sixto Suárez, actual director técnico y quien trabaja de chofer de colectivos en la Línea 104 D, en la ciudad de Corrientes, es un histórico lateral derecho del Deportivo Mandiyú, quien actuó en el apogeo deportivo e institucional del equipo correntino, cuando jugaba en Primera (estuvo en la A desde 1988 hasta 1995). Dejó una huella marcada en la historia grande del club, que luego comenzó a sufrir por problemas económicos e institucionales que causaron su desaparición del mapa futbolero.
Embed

Deportivo Mandiyú comenzó con su resurrección y con Suárez como el entrenador del equipo. El último sábado, lograron el ascenso al Federal A, luego de vencer a Ben Hur por 1-0, en un emotivo partido que se definió sobre la hora.
Lo curioso es que Pablo Sixto Suárez antes del partido estuvo trabajando desde las 5 hasta las 13. Después llegó a su casa, descansó y almorzó y partió a la cancha.
En declaraciones con Radio Dos, Suárez, antes de la gran final ante Ben Hur, había afirmado: "#Me gustaría seguir trabajando como chofer. En el fútbol uno depende del resultado y hay que llevar el mango a la casa". Igualmente, pudo confirmar que las dos cosas a la vez le sientan muy bien aunque es obvio el desgaste que eso conlleva, pero él sabe cómo complementar los cargos: "Siempre mientras manejo pienso en los juegos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia