Las dos barras en conflicto de Juventud Antoniana, quienes monopolizan el poder en las tribunas y mancharon el fútbol con sus peleas y enfrentamientos, acordaron ayer, tras diversas reuniones entre sus referentes y los dirigentes del santo, que no seguirán dirimiendo sus rencillas en los estadios y que dejarán de atentar contra la seguridad, el hincha genuino y el espectáculo, según le reveló a Alentandooo el flamante gerente general del club de Lerma y San Luis, Rafael Del Carlo.
El hincha de verdad de Juventud, aquel que solo alienta, sufre, goza y quiere lo mejor para su equipo, espera que de una vez por todas esta promesa se cumpla y que no sigan manchando ni perjudicando al club y a las familias que se alejaron y que tienen miedo de asistir a la popular.
Tras diversos cónclaves conciliadores entre las diferentes agrupaciones en pugna y el titular de la entidad, José Muratore, la directiva antoniana dejó un mensaje conciliador e instó al hincha a copar mañana el Martearena, en la primera presentación del santo en condición de local en el torneo, frente a San Jorge de Tucumán, a las 17.30.
"Los hinchas hicieron las paces y hay una conciencia y una voluntad colectiva de que esto no puede seguir así, que con la violencia se está dañando a Juventud. Tuvimos la mejor predisposición de ambas parcialidades, están de acuerdo en apoyar al club y se comprometieron a que no haya ningún tipo de desmán", expresó Del Carlo en diálogo con este matutino, para luego añadirle al concepto: "Hablamos con claridad, confiamos en la palabra y desde hace tiempo que estamos recurriendo al diálogo. La gente de Juventud podrá ir a la popular sin problemas, queremos que el hincha vuelva a acercarse y que volvamos a tener la convocatoria masiva de años anteriores, aquella que se perdió en los últimos tiempos por culpa de la violencia".
Más allá de este mensaje, por decisión policial, no habrá una sola hinchada popular y la misma se reagrupará en las cabecera norte y sur del Martearena. Además, entra en vigencia el derecho de admisión para quien genere disturbios.
Las entradas para el encuentro de mañana continuarán vendiéndose hoy con estos precios: populares $ 80, damas y jubilados $ 40; preferencial $ 95, damas $ 55; plateas $ 110, damas $ 70; menores (en cualquier sector) $ 40.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia