Ramón Benito Álvarez, sinónimo de gloria para el fútbol salteño con sus ascensos a Primera División con Gimnasia y Tiro pero su historia también está ligada a Central Norte, su primer club en Salta cuando llegó en el 86' desde Instituto de Córdoba.
Con el cuervo logró el ascenso a la B Nacional en 1986 y fue técnico-arquero en aquel equipo que jugó el último encuentro oficial del cuervo en el Dr. Luis Güemes.
"El recuerdo del último partido de Central en el Luis Güemes no fue lindo", fue lo primero que le comentó Álvarez en diálogo con Sport 840.
"Los clubes siempre desean jugar en su cancha. Me parece que va a ser muy bueno para Central Norte. Central es algo muy grande para mí. Desde el ascenso al Nacional B en el 86 que empezó el cariño", expresó el exguardavallas, ahora entrenador en las inferiores de Instituto de Córdoba.
"La localía sirve cuando se hace sentir la presión al visitante. La gente de Central presiona mucho", recordó Palito dejando un gran cariño para los hinchas de Central Norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia