El seleccionado de rugby de Nueva Zelanda alcanzó un histórico triunfo al derrotar a Sudáfrica por 57-15, de visitante, lo que le permitió terminar como campeón invicto el torneo Rugby Championship. Este triunfo establece la mayor diferencia en el score en partidos jugados entre ambos seleccionados en toda la historia.
Estos All Blacks, que no pierden desde el 8 de agosto de 2015 (27-19 contra Australia), igualan así el récord de 17 victorias consecutivas que lograron los combinados neozelandeses en 1969 y 2014 y los Springboks en 1998. Los tricampeones mundiales, que ya tenían asegurada su cuarta corona en el torneo que reúne a las potencias del Hemisferio Sur, lograron el triunfo con una cosecha de nueve tries en el Kings Park de la ciudad de Durban.
Los All Blacks se imponían por 12-9 al término de la primera parte del encuentro correspondiente a la última fecha. Los autores de los tries del conjunto oceánico fueron TJ Perenara, Beaudun Barret e Israel Dagg, todos en dos ocasiones, más Codie Taylor, Ben Smith y Lian Squire en una oportunidad. Por su parte, Beauden Barret aportó cuatro conversiones y Lima Sopoaga los dos restantes.
Para los Springboks sudafricanos Morne Steyn marcó los quince puntos al conseguir cinco penales.
Los All Blacks finalizaron campeones por cuarta vez en el torneo Rugby Championship, con treinta unidades, al ganar con punto bonus los seis encuentros que disputó esta temporada.
Nueva Zelanda cerró la competencia con 30 puntos, 17 unidades más que Australia que culminó segundo con 13; Sudáfrica se ubicó tercero con 16 y Argentina ocupó el cuarto puesto con 5.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia