El tenista tandilense Juan Martín Del Potro se ilusiona con dar 'otra sorpresa' y ganarle a Gran Bretaña para avanzar con el equipo argentino a una nueva final de Copa Davis.
'En dos meses cambió mi vida rotundamente. En Italia peleaba por jugar un rato el dobles y ahora es otra cosa', celebró Del Potro, que sorprendió al mundo del tenis al obtener la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y llegar a cuartos en el Abierto de Estados Unidos.
El capitán del equipo argentino Daniel Orsanic mantuvo hoy el enigma sobre quiénes serán los elegidos para abrir la eliminatoria el viernes, aunque Del Potro remarcó que el conjunto albiceleste no puede 'especular' y 'hay que salir con todo'.
Para que Del Potro sea el primer singlista argentino y enfrente el viernes a la segunda raqueta británica, Leonardo Mayer, el único de los integrantes del equipo que está debajo suyo en el ranking, deberá ser el rival de Andy Murray, la gran figura local.
'Estoy viviendo cosas que no las esperaba para este año ni para mi vuelta al tenis. No he tenido tiempo ni de parar pero estoy muy contento y muy ilusionado. La muñeca me está dando buenos guiños. En el gran partido con Djokovic sentí que mi tenis estaba volviendo y que podía ser peligroso', señaló en una entrevista con TyC Sports, después del segundo entrenamiento del día en el Emirates Arena de Glasgow.
Llega muy desgastado físicamente el tandilense después de un mes agotador con los Juegos de Río y el abierto neoyorquino, pero dejó claro que dará 'hasta la última gota' de energía en esta eliminatoria, que es su 'ultimo gran desafío del año, y después descansar".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia