Hubo sorpresa en la tarde de ayer en las puertas de ingreso al estadio Martearena.
Por primera vez en Salta se implementó el lector de huellas digitales para erradicar a los violentos de las canchas.
El comisario general Suárez, uno de los encargados de llevar a cargo este proceso, explicó cómo se llevó a cabo el procedimiento: "Se implementaron los lectores digitales para erradicar a quienes infringen la ley de espectáculos deportivos. Son 34 maquinas que se ubicaron en los distintos accesos al estadio. Cada máquina tiene información de aquellos que tienen restricción al estadio y, a partir de ahora, se implementará en todos los partidos. Al quedar eliminado Juventud Antoniana, este sistema se seguirá implementando en los encuentros de Central Norte en el Martearena y Gimnasia y Tiro en el Gigante del Norte".
Con respecto al saldo que dejó este innovador sistema, Suárez sostuvo: "En un principio se registró una persona que estaba ingresando y tenía restricción, fue demorada inmediatamente y posteriormente no se registró otro tipo de antecedentes. Sí hubo veinticuatro demorados, aparte por el evento en sí".

Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia