Luis Enrique, entrenador de Barcelona, expresó que el empate agónico por 1 a 1 que Real Madrid logró contra su equipo, de visitante, en el clásico de la Liga española de fútbol le cayó como un balde "de agua fría" ya que consideró que merecía el triunfo.
"Ha sido un jarro de agua fría para nosotros, para todos, pero quedan muchísimas jornadas de Liga, así que a mejorar y a sacar más puntos en casa, porque estamos muy lejos de lo que pretendemos", declaró Luis Enrique, tras el 1-1 en el Camp Nou.
El DT del conjunto catalán consideró: "Hoy el fútbol ha sido injusto con nosotros. Creo que hemos merecido ganar este partido, de ahí la decepción. Lo hemos tenido en la mano y lo hemos podido cerrar, pero no ha sido así y ahora tenemos que mejorar".
Luis Enrique se lamentó por los puntos perdidos como local, que lo tienen a seis puntos del líder Real Madrid. "Me choca que hayamos cedido tantos puntos en casa. No son los números de un equipo que esté arriba, no estamos acostumbrados a esto", reconoció el técnico.
"Estamos lejos de ser líderes precisamente por no ser contundentes en casa. Necesitamos mejorar nuestro rendimiento como locales", concluyó Luis Enrique.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia