El partido que este viernes jugarán Los Pumas y Sudáfrica será el último para varios jugadores argentinos que no están bajo el nuevo régimen de la Unión Argentina de Rugby (UAR) a partir de la inclusión en el Súper Rugby. Entre ellos se encuentran el salteño Juan Figallo, el pilar Marcos Ayerza, el tercera línea Juan Fernández Lobbe, el wing Juan Imhoff y el centro Marcelo Bosch.
La UAR participará con una franquicia (un equipo) desde febrero de 2016 en el Súper Rugby, certamen que reúne a equipos de Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y Japón.
La UAR estableció la misma política de juego de Nueva Zelanda, que no permite jugar en su seleccionado a jugadores que no estén ligados a equipos que disputen el Súper Rugby. Quienes juegan en Francia, Inglaterra u otras ligas no pueden vestir la camiseta de los All Blacks.
Lo mismo sucederá en la UAR. La entidad ya cuenta con aproximadamente 35 jugadores contratados, por diferentes períodos, y otros que no llegaron a un acuerdo o que están ligados a clubes europeos por las próximas temporadas. Este es el caso del Chipi Figallo, quien tiene dos años más de contrato con el Saracens de Inglaterra. El salteño no jugará en Los Pumas durante ese período y una vez finalizado el vínculo podría sumarse nuevamente al plantel albiceleste.
En resumen, los jugadores que no estén contratados por la UAR no jugarán en Los Pumas y para ellos hoy será la última vez que vistan esa camiseta.
Los jugadores contratados que juegan el Mundial son: Landajo, Matera, Petti, Alemanno, Creevy, Tuculet, Sánchez, Tetaz Chaparro, Cordero, Lavanini, Leguizamón, Hernández, Isa, Cubelli, Noguera Paz, Moroni, De la Fuente, Herrera, Montoya, González Iglesias. Hay otros contratados que no fueron citados para el Mundial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia