Jugadores de River Plate fueron agredidos con gas pimienta en la manga cuando iban a salir a jugar el segundo tiempo y se demora el comienzo del segundo tiempo en el partido contra Boca Juniors, en La Bombonera, por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.
"Es una vergüenza, no se puede jugar así", afirmó Leonel Vangioni, uno de los más afectados.
El entrenador Marcelo Gallardo le pidió cinco minutos al árbitro Darío Herrera para que se repongan sus futbolistas.
El presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, y el vice segundo, Matías Patanian, entraron al campo de juego para ver cómo estaban los futbolitas alcanzados por gas pimienta.
"Hay que llevarlo al hospital", gritó Patanian, mientras el entrenador de Boca, Rodolfo Arruabarrena, se quejó airadamente por la presencia del presidiente en el campo.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia